Archivo de la etiqueta: bechamel

Calabacines rellenos de gambas


Mayo florido y hermoso, empezó con una escapada  y ya vamos por dos conciertos Alamedadosoulna y Cold Play, no le puedo pedir más a este mes, ojalá los otros once fueran igual, pero con tanto ajetreo hay que apañarse con lo que se tiene en la nevera, en mi caso unas gambas congeladas y leche.

calabacin2

calabacin2

Ingredientes para 2 personas :

  • 1 calabacín
  • 1 puñado de gambas, unos 50 gramos
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 vasos de leche (aproximadamente)
  • 1/ 2 cebolla grande o una pequeña
  • aceite
  • nuez moscada
  • sal
  • pimienta

Preparación:

  1. Sacamos la leche de la nevera para que esté a temperatura ambiente y ponemos el horno a pre-calentar.
  2. Freímos las gambas en una sartén y las reservamos.
  3. Lavamos bien el calabacín, lo cortamos por la mitad y éstas a su vez las dividimos en dos cada una obteniendo cuatro canoas.
  4. Retiramos la carne del calabacín, lo ideal es con un sacabolas, si no como lo hice yo con la punta de un cuchillo y paciencia
  5. Pelamos las gambas y las picamos.
  6. Troceamos en brunoise la cebolla, trocitos pequeños y la doramos con aceite a fuego medio en una sartén grande.
  7. Mientras que la cebolla se va haciendo, troceamos el calabacín y lo añadimos la la sartén.
  8. Salpimentamos y dejamos que se vaya haciendo a fuego lento.
  9. Cuando estén tiernas las verduras añadimos las gambas y dos cucharadas de harina para que se tueste, vamos removiendo con una cuchara de palo para que no se queme la harina, ni dañar la sartén.
  10. Añadimos un buen chorro de leche y removemos de forma continuada, cuando se haya espesado añadimos la nuez moscada y más leche, esta vez menor cantidad y seguimos removiendo. El proceso es sencillo, iremos añadiendo leche hasta que alcancemos el espesor deseado, en este caso como para unas croquetas, estará preparada cuando se separe sin dificultad de las paredes y fondo de la sartén o cazo que estemos usando.
  11. Metemos unos 15 minutos los calabacines en el horno en una fuente con aceite de oliva para que no se peguen a unos 150º los primeros 10 minutos y el resto en la opción de gratinado. Si queremos que quede tostado podemos añadirle o queso o pan rallado.

Macarrones con carne y bechamel


Hacía mucho que no comía pasta y tenía en casa unos macarrones gigantes, enormes, que de hecho no los había preparado hasta ahora porque pensaba que no los iba a poder guisar, deben existir un par de ollas en el mundo capaces de guisar macarrones de medio metro, pero he decir que si los vuelvo a encontrar los compro, son buenísimos.

macarrones con besamel

macarrones con bechamel

Ingredientes para dos personas:

  • 150 gr de pasta, en mi caso macarrones gigantes
  • 250 – 300gr de carne picada
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 1 rama de perejil
  • 1 bote de tomate triturado de 400gr
  • 1 chorrito de vino tinto
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 2 cucharadas de harina
  • Nuez moscada
  • aproximadamente 3/4 litro de leche a temperatura ambiente
  • parmesano rallado
  • aceite
  • pimienta y sal
macarrones con carne y bechamel

macarrones con carne y bechamel

Preparación:

  1. Maceramos la carne con la pimienta, la mostaza, los ajos picados y el perejil, la dejamos reposar mientras hacemos la salsa de tomate.
  2. Rehogamos la cebolla muy picada a fuego suave en una sartén a fuego lento, cuando esté transparente añadimos el tomate, el azúcar, salpimentamos y dejamos que se vaya haciendo.
  3. Cuando haya espesado la salsa de tomate, básicamente cuando al mover con una cuchara de palo se abra camino en la sartén, añadimos la carne, rectificamos de sal y rehogamos todo junto unos minutos, añadimos el vino y dejamos que se termine de hacer mientras se evapora el líquido.
  4. Hacemos la pasta según las indicaciones del fabricante y la dejamos reposar a parte.
  5. En un cazo con aceite, se pude hacer con mantequilla, rehogamos la harina, cuando esté tostada empezamos a añadir la leche y la nuez moscada, primero que cubra el fondo y empezamos a dar vueltas, cuando se haya mezclado bien y disuelto casi todos los grumos añadimos más leche y salamos, seguimos dando vueltas para que no se queme, así hasta conseguir que quede una salsa homogénea y sin grumos, la cantidad de leche será más de medio litro casi tres cuartos.
  6. Precalentamos el horno y mientras, montamos en un recipiente la pasta, encima la carne con tomate y la bechamel, esparcimos el queso por encima y lo gratinamos unos minutos.
macarrones con carne y bechamel

macarrones con carne y bechamel

Receta de croquetas caseras


receta de croquetas
receta de croquetas

Las croquetas son muy agradecidas, están exquisitas, no conozco a nadie que no le gusten , aguantan bien una vez preparadas, de hecho de un día para otro siguen estando estupendas, son baratas, dependiendo de la materia prima pueden costar poco más de dos  euros. El gran pero que tienen es que ponen a prueba tus brazos, aunque si nos ponemos en plan positivo, seguro que es un ejercicio muy reafirmante.

Las hay para todos los gustos, de jamón, bacalao, de pollo, de sobras de cocido, espinacas, hay quien les echa huevo y yo esta última vez las preparé de champiñones.

Ingredientes para cuatro personas:

  • Casi un litro de leche a temperatura ambiente.
  • 6 – 8 champiñones dependiendo del tamaño.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 4 cucharadas de harina.
  • Harina en un plato para enharinar las croquetas.
  • 1 huevo
  • Una pizca de nuez moscada.
  • Aceite de oliva y/o de girasol.
  • Pan rallado.
  • Sal.

Preparación:

  1. Mientras se limpian bien los champiñones para que no quede  rastro de tierra, picamos una cebolla pequeña lo más menudo que podamos.
  2. Rehogamos en un cazo la cebolla a fuego suave y a la vez cortamos los champiñones en cuadraditos minúsculos.
  3. Añadimos el champiñón, la pizca de nuez moscada y salamos. Rehogamos todo junto, es importante que suelte toda el agua para que luego podamos alcanzar el espesor que nosotros deseemos.
  4. Añadimos las cucharadas de harina,  una por persona y la rehogamos con el resto de los ingredientes en el cazo o sartén.
  5. Aquí viene la parte fitness, poco a poco vamos añadiendo la leche y dando vueltas para que ni se pegue, ni salgan grumos. La masa estará preparada cuando haya cogido mucha consistencia, es decir, haya espesado y se pueda despegar del fondo o de los laterales del cazo o sartén. La cantidad de leche depende de los ingredientes, la proporción es dos cucharadas de harina por medio litro de leche, pero si se hacen de champiñón o de espinacas que tienen bastante agua, necesitaríamos menos.
  6. Una vez preparada la masa la ponemos un una bandeja o recipiente alargado para dejarlo enfriar, para que no se oxide se puede pasar por la superficie un trozo de mantequilla. Podemos preparar la masa hoy y mañana darles forma, así el proceso resultará menos pesado.
  7. Con una cucharilla vamos haciendo las croquetas, cogemos un trozo pequeño de masa, la ponemos sobre un plato con harina y le damos la forma alargada y redondeada característica.
  8. Pasamos las croquetas enharinadas por un huevo batido y luego las rebozamos con pan rallado. En este estado se pueden congelar y freirlas otro día.
  9. Para terminar las freímos en abundante aceite caliente. El aceite puede ser tanto de girasol como de oliva.