Archivo mensual: enero 2011

Receta de pizza de verduras, calabacín, champiñón, …


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se me están acumulando las recetas, tengo pendiente ésta que voy a poner en lo que tarde en escribirla, el pollo teriyaki y la de las empanadillas, uff cuanto trabajo y que poco tiempo!! pero me encanta, eso significa que he cocinado muchas cosas buenas últimamente.

  • 200 gr. de harina
  • 100 ml agua
  • 10 gramos de levadura
  • sal
  • aceite de oliva
  • 1/2 calabacín
  • 3 champiñones
  • jamón cocido
  • tomate frito, cuatro cucharadas
  • Mozzarela, 8 lonchas, aunque mejor rallada

Preparación:

  1. Diluimos la levadura en parte del agua a temperatura ambiente.
  2. En un recipiente mezclamos  el aceite, la harina, la sal, el agua y la levadura.Hacemos el típico volcán de harina, es decir una montaña con hueco dentro y añadiremos ahí el resto de los ingredientes. Empezamos a trabajar la mezcla con una cuchara de palo hasta que se desprenda bien de las paredes del recipiente.
  3. Echamos harina en una superficie amplia y empezamos a trabajar la masa con las manos, se trata de mezclarla bien y para ello tenemos que estirarla, retorcerla, doblarla, …, para ello haremos un rollo, lo retorceremos, unimos los extremos haciendo una rosca, la amasaremos para que pierda esta forma y se unifique todo, así varias veces.
  4. le damos forma a la masa de un bollo redondo o de bola, lo ponemos en un recipiente y cubrimos con papel film, la dejamos reposar durante 30 minutos para que crezca, aproximadamente tiene que doblar su tamaño.
  5. Es hora de trabajar con mi mini rodillo, yo para mi que compré uno para niños, así que la hice con forma de tierra, achatada por los polos. En una superficie lisa  extendemos la masa y le damos forma, un grosor de unos 4mm.
  6. Cubrimos la bandeja de horno o con papel de aluminio, con papel de hornear o la engrasamos con aceite, yo hice esto último, colocamos la masa.
  7. Extendemos el tomate, ponemos los champiñones laminados, el calabacín en rodajas y el jamón troceado.
  8. Exparcimos por encima el queso, bien sea rallado o en láminas y ya está lista para meter en el horno que habremos pre-calentado.
  9. En  15 minutos a 200º tenemos una pedazo pizza.

Receta de croquetas caseras


receta de croquetas
receta de croquetas

Las croquetas son muy agradecidas, están exquisitas, no conozco a nadie que no le gusten , aguantan bien una vez preparadas, de hecho de un día para otro siguen estando estupendas, son baratas, dependiendo de la materia prima pueden costar poco más de dos  euros. El gran pero que tienen es que ponen a prueba tus brazos, aunque si nos ponemos en plan positivo, seguro que es un ejercicio muy reafirmante.

Las hay para todos los gustos, de jamón, bacalao, de pollo, de sobras de cocido, espinacas, hay quien les echa huevo y yo esta última vez las preparé de champiñones.

Ingredientes para cuatro personas:

  • Casi un litro de leche a temperatura ambiente.
  • 6 – 8 champiñones dependiendo del tamaño.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 4 cucharadas de harina.
  • Harina en un plato para enharinar las croquetas.
  • 1 huevo
  • Una pizca de nuez moscada.
  • Aceite de oliva y/o de girasol.
  • Pan rallado.
  • Sal.

Preparación:

  1. Mientras se limpian bien los champiñones para que no quede  rastro de tierra, picamos una cebolla pequeña lo más menudo que podamos.
  2. Rehogamos en un cazo la cebolla a fuego suave y a la vez cortamos los champiñones en cuadraditos minúsculos.
  3. Añadimos el champiñón, la pizca de nuez moscada y salamos. Rehogamos todo junto, es importante que suelte toda el agua para que luego podamos alcanzar el espesor que nosotros deseemos.
  4. Añadimos las cucharadas de harina,  una por persona y la rehogamos con el resto de los ingredientes en el cazo o sartén.
  5. Aquí viene la parte fitness, poco a poco vamos añadiendo la leche y dando vueltas para que ni se pegue, ni salgan grumos. La masa estará preparada cuando haya cogido mucha consistencia, es decir, haya espesado y se pueda despegar del fondo o de los laterales del cazo o sartén. La cantidad de leche depende de los ingredientes, la proporción es dos cucharadas de harina por medio litro de leche, pero si se hacen de champiñón o de espinacas que tienen bastante agua, necesitaríamos menos.
  6. Una vez preparada la masa la ponemos un una bandeja o recipiente alargado para dejarlo enfriar, para que no se oxide se puede pasar por la superficie un trozo de mantequilla. Podemos preparar la masa hoy y mañana darles forma, así el proceso resultará menos pesado.
  7. Con una cucharilla vamos haciendo las croquetas, cogemos un trozo pequeño de masa, la ponemos sobre un plato con harina y le damos la forma alargada y redondeada característica.
  8. Pasamos las croquetas enharinadas por un huevo batido y luego las rebozamos con pan rallado. En este estado se pueden congelar y freirlas otro día.
  9. Para terminar las freímos en abundante aceite caliente. El aceite puede ser tanto de girasol como de oliva.

steak tartar y blinis en el restaurante ruso El cosaco


El viernes pasado estuve cenando en este clásico madrileño, no lo conocía a pesar de que tiene bastante fama y que fue el primer restaurante ruso en España, allá por el año 1969.

Al cosaco lo suelen frecuentar parejas,  pero yo tuve la suerte de ir con grupo grande y poder probar bastantes platos:

  • Borsh y Piroshki, sopa de remolacha y carne, bastante consistente, la sirven acompañada de una empanadilla rellena de carne que está muy buena.
  • Kulebiaka, empanada rellena de salmón, en general todos los platos que llevaban salmón eran excelentes.
  • Ensalada Gran Duquesa, una ensalada de ahumados
  • Ahumados alemanes, con un fuerte sabor a vinagre estaban deliciosos.
  • Ahumados rusos, me gustaron más los anteriores.
  • Cazuelita de Setas, setas con nata y un huevo encima
  • blinis de salmón, huevas de salmón y caviar, con esos ingredientes qué se puede decir.
  • Cordero Georgiano, el guiso lleva ciruelas, muy recomendable
  • Stroganof Imperial, un guiso de tiras de carne, todo un clásico ruso.
  • Pato Chekhov, guisado con cerezas, me lo recomendaron y no me defraudó.
  • Steak Tartar, plato muy sabroso de solomillo, a ver si cuelgo la receta.

Después de semejante banquete no es de extrañar que no pudiéramos tomar postre, eso sí probé el té ruso, lo sirven en una tetera muy peculiar y se toma con mermelada. 

También es típico tomar vozka, hay uno que lo sirven con limón que está muy bueno y tiene bastante peligro porque no sabe a alcohol y se bebe fácilmente.

Me sorprendió que la cocina rusa llevara tantas frutas o setas, me imagino que con un clima tan duro las tomaran en conserva. Volveré, aunque parezca mentira todavía nos quedaron platos por probar.