Mejillones con vino blanco


Lo malo de los mejillones es limpiarlos, pero una vez superada la pereza  nunca me arrepiento de comprarlos, son sanos, no engordan y están buenos simplemente cocinados al vapor, pero a parte, son muy versátiles y se pueden preparar de muchas formas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El otro día los hice con vino blanco, una receta muy sencilla:

  • 1 kilo de mejillones
  • 1 cucharilla de harina
  • 1/4 de cebolla
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. En una cacerola con profundidad se pone a calentar un chorro de aceite y se dora la cebolla
  2. Cuando está blanda se añade el harina y se mezcla todo bien con cuidado de que no se queme.
  3. Se añade el vino blanco y la hoja de laurel y se deja que cueza un par de minutos todo junto.
  4. Se añaden los mejillones y se tapa la cacerola, el plato estará listo cuando se abran los moluscos.

Los mejillones tienen que estar cerrados antes de cocerlos y abiertos una vez ya cocinados.

En la presentación se puede quitar una de las valvas, dejarlas o quitar las dos, eso ya va en gustos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s