Archivo mensual: septiembre 2010

Hoy toca legumbres. Receta fácil de judías pintas


Normalmente mis legumbres se materializan en forma de lentejas, en invierno las preparo casi todas las semanas, pero por aquello de cambiar y empezar el otoño con nuevos hábitos, el otro día preparé judías pintas.

Según la wikipedia, los frijoles poseen factores tóxicos que se destruyen con la cocción. Hay que masticarlas bien porque producen gases intestinales. La verdad es que sí, hay muchos que se convierten en armas de destrucción masiva después de comer un plato de alubias o judías, yo para evitar efectos secundarios le añado cominos, aunque dicen que tomar un yogur después también ayuda.

Ingredientes:

  • 2 puñados de judías por persona o medio vaso de agua de judias.
  • Una cucharada de aceite por persona y una de propina
  • Chorizo, si es picante mejor
  • Una punta de jamón
  • Un trozo de tocino veteado
  • agua
  • cominos
  • sal
  • 1/2 cucharada de pimentón dulce
  • Al menos un diente de ajo por persona
  • 1/4 de cebolla por persona
  • 2 hojas de laurel
  • sal

Preparación:

  1. Se ponen las judías ocho horas en remojo
  2. Se limpia bien la punta de jamón, se le quita el tuétano para que no dé sabor rancio. El tocino y el chorizo también los lavo, pero depende de cada uno.
  3. La cebolla se pica bien fina y los ajos los echaríamos enteros con piel
  4. Se ponen todos los ingredientes en una olla y se le añade el agua fría, que queden dos o tres dedos de líquido por encima de las judías.
  5. Las ponemos a cocer a presión 15 minutos, contándolos desde que sube el pivote.
  6. Transcurrido el tiempo las apagamos, cuando el pivote ha bajado, abrimos la olla. Comprobamos el sabor para rectificar de sal, las echamos un chorro de agua fría y las removemos. Si hiciéramos este proceso en cacerola nunca se removerían, se les iría echando agua fría.
  7. Las volvemos a poner a cocer a presión y contamos otros 15 minutos cuando se suba el pivote, transcurrido este tiempo ya estarían listas para comer.

La morcilla también le va estupendamente, en tal caso recomiendo cocerla primero para desgrasarla y añadirla en la segunda cocción de la olla.

fideos con caldo de pescado


Fideos con caldo de pescado

Fideos con caldo de pescado

El domingo por la noche, después de disfrutarlo de la mejor manera que se puede en Madrid, es decir, en la calle con un rastro, exposiciones, … toca prepararse la comida para la semana.

Había descongelado un caldo de pescado que preparé para un arroz y la verdad es que no sabía muy bien que hacer con él, así que opté por lo más sencillo.

Ingredientes:

  • 1/2 litro de caldo de pescado

https://atropellaplatos.wordpress.com/2010/06/29/fidegua-de-sepia-con-fideos-finos/

  • un chorro de aceite
  • 4 puñados de fideos

Preparación:

  1. Se calienta el caldo en un cazo
  2. Se añade el aceite a la sartén y cuando esté caliente se le echan los fideos para que se tuesten un poco. Hay que tener cuidado porque se queman enseguida, en la foto de hecho hay alguno un poco más morenito de la cuenta.
  3. Se añade el caldo caliente y el tiempo que recomiende el fabricante de la pasta, no más de 5 minutos.


Kebabs en El Cairo, el restaurante tradicional del hotel Marriot


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los viajes organizados a Egipto no suelen dejar mucho hueco a la improvisación, porque tienen programado hasta el último minuto. En El Cairo tuve la oportunidad de visitar por mi cuenta Sakara, donde se construyó la primera pirámide, me gustó mucho, sobre todo porque tuve la gran suerte de que me lo explicara un arqueólogo que trabajaba allí, o eso me contó, pero la verdad es que fue una clase de arte muy buena.

La siguiente cosa que hice saliéndome del guión fue cenar en el restaurante tradicional del Marriott, lo cual no es que fuera una aventura, pero sí muy placentero. Es un palacio enorme, tiene hasta un casino dentro, y el restaurante está justo en mitad de un gran patio. Lo típico es tomar un kebab, lo preparan unas señoras vestidas con trajes típicos delante de todo el mundo y a parte de lo turístico que pueda parecer, la verdad es que está muy bueno y no es caro, unos 15€

La Taberna Casa Curro, el nuevo bar de cañas para los alumnos del IE


Muy cerca del IE han abierto la Taberna Casa Curro, un lugar para tapear de latas, embutidos y gambas.

Tiene la particularidad de usar,en vez de platos,el mismo papel que se usa en los puestos de fiambre en los mercados, lo cual a mi no me resultó cómodo del todo, pero está curioso.

Yo probé, tal y como me recomendaron porque para estas cosas soy muy obediente, gambas cocidas y chicharrones, la verdad es que estaba todo muy bueno y de precio bien, puesto que la ración de gambas era grande y creo que costó 11€.

Para acompañar la comida tomé una copa de Baigorri Crianza, un vino que me gusta bastante y que normalmente solo lo suelen vender por botellas.
Ver mapa más grande

Teléfono: +34 915 633 114
Dirección: C/ Serrano, 93
Madrid

ginjinha, el licor de cereza lisboeta


ginjinha

ginjinha

Si hay algo típico en Lisboa es tomarte una ginjinha en el barrio del Rossio. Se trata de un  licor de una variedad de cereza ácida que se sirve en vasos pequeños y menos mal, porque está bastante bueno, pero no hay que olvidar que tiene 23º .

Copio el link de un blog que explica muy bien dónde encontrar un establecimiento en Lisboa:

http://www.clubviajero.com/2008/07/a-ginjinha-do-rossio/

Lisboa


Voy a ampliar el área geográfica añadiendo restaurantes  y lugares de interés en otros países y qué mejor comienzo que con uno vecino.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Le Garage, un restaurante fusión de comida japonesa/peruana


Le Garage es el típico restaurante donde se ve y se deja ver la gente guapa de Madrid, yo no fui por este motivo, me apetecía conocer un sitio un poco más fashion de la capital y la verdad es que cumplió con mis expectativas.

El local es muy bonito, he leído que era un antiguo garaje de 400 metros, está dividido en cuatro ambientes muy bien decorados, amplios y con techos de 5 metros, en la entrada puedes cenar y tomar cócteles, el resto funciona como restaurante.

A mi me tocó el peor sitio para cenar, en la entrada, puesto que tuve que compartir mesa con gente que iba a tomar copas y fumaba, a ver, que si voy al Maceira y me ocurre lo mismo, me parece parte de la atracción, pero en un sitio que la cena te cuesta más de 50€ por persona me parece mal. La próxima vez que vaya especificaré que quiero cenar dentro.

Lo que se pidió:

  • Cerveza Mahou, cinco estrellas y 5€
  • Botella de Luis Cañas, 20€, muy buen vino
  • Entrecot servido con espárragos trigueros, arroz y un vaso con una salsa de soja que le iba perfectamente a la carne, 23€. Muy bueno este plato
  • Tostados, un plato de sushi con anguila, salmón, butterfish y atún rojo, 21€. Al principio me extrañó que los pescados estaban como braseados, pero la verdad es que estaba francamente bueno.

Si se para aquí, uno sale por 30€, si se le añade café, postre o copas, se acaba con 50€, así que cuidadín.

En balance me gustó bastante, la pega la mesa compartida.
Ver mapa más grande

Dirección:
C/ VALENZUELA, 7
28014 MADRID
915 226 197

Verduras al horno


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta receta la hice por casualidad porque, era una de esas veces en las que no sé  que cocinar y  abro la nevera en busca de inspiración, total que estos son los ingredientes que encontré:

  • 1 calabacín
  • 1 berenjena

Y estos son los que añadí de fuera de la nevera:

  • aceite de oliva
  • tres ajos
  • sal
  • cominos
  • 1 lata de tomate triturado

Preparación:

  1. Precalentar el horno al máximo y mientras cortar la berenjena y el calabacín en rodajas.
  2. En una fuente de horno echar un chorro de aceite, no mucho, lo suficiente para engrasar todo el recipiente y que no se peguen las verduras.
  3. Disponer las verduras por capas, primero la de berenjena, luego el tomate, añadimos los ajos picados y el comino molido. Salamos un poco y terminamos con una capa de calabacín.
  4. Añadimos otro poco de sal y otro chorro de aceite.
  5. Metemos en el horno unos 45 minutos a 200º

El plato es sencillo y va muy bien como primero o como guarnición. Creo que si se le añade al final una capa de mozarella el resultado puede ser excepcional, será cuestión de probarlo …

Huevos pochados, otra manera de comerlos


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El verano, por desgracia, toca a su fin, o más bien, la vuelta al trabajo llega y con ella prepararte la comida todos los días, para llegar mejor a fin de mes y comer sano.

En mi caso casi siempre hago sota, caballo o rey, es decir, lentejas, pollo o carne en salsa, pero hasta que nos apetezcan comer platos más contundentes podemos hacernos una ensalada con un huevo pochado.

La preparación del huevo es sencilla y el resultado no decepciona:

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • sal
  • papel film

Preparación:

  1. Tal y como aparecen en las diapositivas, en un cuenco ponemos un cuadrado de papel film. El objetivo es hacer un envoltorio para el huevo.
  2. Cascamos el huevo y lo ponemos encima del film, añadimos sal y hacemos un paquete que cerraremos con un nudo.
  3. En un cazo con agua hirviendo echaremos el paquete, yo intento que el nudo quede arriba para que no se salga.
  4. Entre 3 y 6 minutos, dependiendo de si nos gusta más crudo o hecho tendremos el huevo.

Yo lo acompañé de una ensalada de lechuga, tomate y salsa vinagreta de mostaza de Dignon, pero esa es otra receta. También se le puede añadir, antes de hacer el nudo, especias yo ya lo he probado con hierbas provenzales y con pimentón y aceite, muy buenas ambas recetas.

Paella en «la Pepica» todo un clásico en Valencia


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿qué puede haber más típico que comer una paella valenciana en la Malvarrosa? pues por si alguien no lo ha hecho todavía, el lugar idóneo se llama «La Pepica».

El entorno es muy agradable, yo comí en la terraza con vistas a la playa y el menú valenciano a más no poder:

  • Tellinas, coquinas para los que no vayan a levante.
  • sepia
  • clóxinas o mejillones, pero más pequeños que los gallegos y muy sabrosos
  • arroz «la Pepica» una especie de paella de sepia y gambas.

Todo estaba muy bueno y el precio correcto, no en balde es un restaurante que cuenta con una experiencia de más de 100 años.